Esta usted en:

Historia


       El testimonio más antiguo de la presencia humana en el término de Noalejo son las pinturas rupestres del abrigo de Navalcán, a cuatro kilómetros del actual núcleo de población, que debieron realizarse entre el final del Neolítico y la Edad del Bronce.

LOS ENTREDICHOS:

La fundación de Noalejo como villa de señorío se remonta en los comienzos del siglo XVI. En primer caso podemos afirmar que la presencia de Noalejo es una consecuencia de la frontera, de ahí la particular forma de un término municipal, que transcurre a lo largo del límite provincial de una estrecha franja que va desde Alcalá la Real a Huelma. En segundo caso se puede considerar como una contribución más al crecimiento demográfico del Reino de Jaén en esta época.

Podemos establecer cuatro etapas fundamentales en la historia de Noalejo:

a) 1492- 1530: formación de entredichos, consecuencia de la incapacidad de los concejos de Granada y Jaén para delimitar sus términos, quedando entre las pretensiones de unos y otros una franja de terreno cuya pertenencia se disputará durante largo tiempo, dando lugar a un alto nivel de conflictividad que afectará tanto a los habitantes autóctonos y como a los nuevos pobladores.

b) 1530 - 1554: Adquisición de parte de los entredichos por Mencía de Salcedo, que obtiene de la corona 1.500 fanegas de tierra para roturar dentro de sus términos, cantidad que después completará con la adquisición de algunas vecindades y otras propiedades. Esta época estará protagonizada por algunas vecindades y otras propiedades. Esta época estará protagonizada por numerosos incidentes fruto de la tensión entre los concejos de Jaén y Granada por el ejercicio de la jurisdicción y que repercutirán sobre los renteros y labradores de Mencía de Salcedo.

c) 1554 - 1559: Mencía de Salcedo compra a la corona la jurisdicción civil y criminal de los términos de los entredichos, a lo que opondrán las ciudades de Jaén y Granada que por vez primera establecen una concordia mientras se resuelven sus diferencias por la vía judicial.

d) 1560 - en adelante: Es la etapa problemática de adaptación a la nueva situación en la que tanto Mencía de Salcedo como sus sucesores tendrán que sufrir los continuos pleitos interpuestos por los concejos vecinos hasta obetener la confirmación total de sus merecedes y privilegios.

Noalejo fue fundado en pleno siglo XVI por Doña Mencía de Salcedo. La fundadora de Noalejo es sin lugar a dudas el personaje más popular de su historia. Doña Mencía es para los vecinos de Noalejo un personaje rodeado de un marcado tinte legendario, una mujer procedente de lo más elevado de la sociedad de su épñoca que estableció en este lugar cautivada por las excelencias del terreno.

Según la leyenda popular Mencía de Salcedo fue una alta dama de la corte de la emperatriz Isabel de Portugal, esposa de Carlos V, que a su muerte le hizo donación de estas tierras en premio a los muchos y estimables servicios que le prestó.

Se encuentra también que con ocasión de encontrarse acampada en el sitio llamado el Encinar, con las tropas de la reina y reconocimiendo las tierras que luego habrían que ser suyas, se sintió mal con unos fuertes achaques y retorcijones de barriga. Quienes la acompañaban, por consolarla, le ofrecieron una escudilla con agua fresca de una fuente que allí había ocurriendo para asombro de todos, que cesaron milagrosamente los dolores por lo que Doña Mencía exclamó: de aquí NO ALEJO ME, quedando así por nombre la futura villa el de Noalejo.

La fuente del Pilarillo, protagonista de la leyenda, se encontraba en la calle Nava, frente al actual pilar. Los que la conocieron describen a esta fuente como un chorrillo doraillo de fresquísima agua y propiedades reconfortantes.

Los más cierto de todo y tras algún tiempo de expurgar los archivos de la Corona de los Austrias, es que Doña Mencía de Salcedo estuvo desde joven al servicio de la Casa Real, primeramente con el puesto de lavandera de la emperatriz Doña Isabel de Portugal y más tarde como camarera del Príncipe Don Felipe, y que llegó a ser persona de gran influencia y estimación entre la familia real.

Entre el final de la Reconquista, en 1492, y el primer tercio del siglo XVI las tierras que ho ocupa el término de Noalejo se la disputaron los Concejos de Granada y Jaén, con motivo de la delimitación de sus respectivos términos. En 1559 Mencía de Salcedo compraba a la Corona la jurisdicción Civil y criminal de estas tierras, de donde obtenía la licencia real para roturar 1500 fanegas de tierra, con la oposición de ambos concejos.

En el plano eclesiástico, mientras se solucionaban las disputas entre el obispado de Granada y Jaén, en 1568 fue cedida por Bula a la Abadía de Alcalá la Real , la jurisdicción eclesiástica de la Villa. Cuando en 1851 se surpimió la Abadía, quedó integrada definitivamente en la diócesis de Jaén.

En cuanto al escudo de Noalejo, este es cortado y medio partido:

I: En azul, dos espadas de plata, la diestra puesta en banda y la siniestra en faja.

II: En gules, un castillo de oro almenado de tres almenas, mazonado de sable y aclarado de azul.

III: En plata, león rampantes de gules, coronado de oro, lampasado y armado de lo mismo

Sobre todo, una llave de oro, puesta en palo. Contorno hispano-francés y yimbre de corona de infante, a reemplazar por el entorno español y la corona real cerrada, según la normativa dictada por la Junta de Andalucía.

 

             




Ayuntamiento de Noalejo

Información Legal | Accesibilidad